lunes, 26 de septiembre de 2016

lunes, 27 de junio de 2016

Hay problemas que tienen varias soluciones fáciles de hallar...

Publicado en el diario INFORMACIÓN el día 26 de junio de 2016. Pinchar sobre la imagen para ampliar.


Discurso de Clausura

CLAUSURA DEL  MÁSTER DE ARGUMENTACIÓN JURÍDICA (Alicante, 22 de junio de 2016)

Cuando me puse a preparar mi intervención en este acto de clausura del curso pensé que, por razones más o menos obvias, la misma debería ser breve, imaginativa y, por supuesto, la mejor posible.  Después de cavilar durante algunos minutos, se me ocurrió que la forma de alcanzar conjuntamente esos tres objetivos podía consistir en un procedimiento en tres etapas.

La primera: Trate, cada uno de ustedes, de imaginar cómo tendría que ser el mejor discurso de clausura posible. ¿Cuál tendría que ser su idea central? ¿Cómo debería presentarse? ¿Qué actitud debería yo adoptar al respecto? ¿Qué le gustaría, en definitiva, a cada uno de ustedes escuchar en este momento? Tómense su tiempo; los detalles  son importantes… ¿Ya lo tienen?

Pasemos entonces a la segunda etapa: Imagínense ahora, simplemente, que he pronunciado ese discurso que han imaginado y que, en realidad, son muchos discursos. Pero no hay por qué preocuparse, porque aquí no se aplica lo de la única respuesta posible: no hay un solo tipo de discurso de clausura que sea el mejor, el arquetipo de discurso de clausura.

Y ya hemos llegado al final, a la última etapa: Mi discurso ha sido breve, ha apelado a la imaginación (a la de ustedes) y, sin duda, tendrán que convenir conmigo, cada uno de ustedes, en que es el mejor discurso de clausura posible.

Muchas gracias.